La conversación efectiva y constante marca tendencia para el Marketing Político en 2019

Para el 2019, la tecnología y la conexión seguirán creciendo exponencialmente y esta tendencia plantea retos importantes a la hora de planificar y gerenciar las comunicaciones corporativas, políticas y personales. Para quienes aspiren fortalecer la imagen en el mundo digital y consolidar su posicionamiento frente a sus audiencias, especialmente en el marketing político, una apuesta fundamental es generar una conversación virtual fluida con sus públicos, sustentado en la entrega de contenidos de valor como una de las formas más efectivas y reales de intercambio para hacer crecer el negocio y fortalecer el networking.

Uno de los factores clave para lograr el éxito en la acción es LA CONSTANCIA y la congruencia en el tiempo. En el caso del marketing político, por ejemplo, el estar allí a diario, no solamente en el momento de campaña política es recordado y valorado por la audiencia. Se trata entonces de mantener una comunicación fluida, cercana y efectiva sobre diversos temas de interés para el electorado más allá de las coyunturas. La agenda mediática y ciudadana aportan una guía sobre el tipo de información que requiere la audiencia y es tarea del equipo de marketing y comunicaciones idear la forma de presentarla para generar valor.

Comprendido este primer punto, las tendencias en marketing político para 2019 se enfocan en lo siguiente:

  1. La hiperconectividad y la exposición constante a los contenidos de los medios digitales significa un bombardeo de información entre la cual la comunicación política debe hacerse lugar. En ese sentido, la información compartida debe ser lo suficientemente atractiva e influyente para captar la atención en medio de todo lo que va surgiendo. El formato del contenido compartido, el estilo de la comunicación y el tema del que se habla puede hacer la diferencia y lograr que la audiencia se detenga en el mensaje.
  2. Cuidar la reputación es fundamental por lo que el empleo de social bots para generar mensajes automáticos  y apoyar campañas electorales debe ser un tema de debate importante en el equipo de marketing.
  3. Las tendencias sugieren que este año el uso de la tecnología será más responsable y en ese sentido se plantea el crecimiento de la inteligencia artificial, capaz de personalizar los contenidos al público. A pesar de ser una tecnología incipiente se estima que en 2019 pueda afianzarse en el marketing y comunicaciones digitales.
  4. Verificar las informaciones y evitar a toda costa la publicación de fake news es uno de los grandes retos para los equipos de marketing político. Un error de este tipo genera costos altos a la reputación e imagen.
  5. El uso de big data es un recurso a explotar en marketing político para difundir cada vez más contenido con criterio.

Fuentes consultadas