¿Tu marca personal necesita un logo?

Hace un tiempo un juego en la red captó mi atención. Se trataba de descubrir los logotipos de las marcas. Un juego de memoria en el que le podía sacar ventaja a los millenials y lucirme por recordar a qué marca correspondía cada uno. Muchos de los logos pertenecían a empresas inexistentes, otros a antiguas corporaciones. 

¿Cómo y por qué recordamos los logos? Pues, porque un buen logo está diseñado para persistir en el tiempo y el espacio global de la mente de los consumidores. Es una marca, una huella que impacta nuestras vidas. Hay logos que aun habiendo desaparecido la empresa y/o marca que representan, siguen habitando la memoria colectiva  y evocando experiencias pasadas.

Justamente hace unos días, presentando un proyecto de marca personal, donde una parte importante es la identidad visual (logos, tipos de letra, colores, entre otros aspectos) mi cliente se detuvo y me preguntó: ¿realmente necesito un logo? Pues bien, la respuesta que le di tiene que ver con este escrito que les comparto a continuación

LA IDENTIDAD VISUAL ES PARTE DE LA ESTRATEGIA DE POSICIONAMIENTO 

El tema de representar visualmente lo que hacemos, pensamos y somos, se ha desarrollado desde la época misma de los jeroglíficos y pictogramas de la prehistoria evolucionando a la par de los avances de la humanidad, la revolución industrial, la edad media, la edad moderna y la era digital. La necesidad de representar la realidad, ha sido una constante en todas las épocas.

Hoy día, la neurociencia puesta al servicio del marketing, ha dedicado buena parte de su atención a estudiar cómo es que un logotipo puede activar partes del cerebro de una manera mucho más profunda de lo que habitualmente pensamos y generar reacciones que orientan la decisión de compra de un cliente. Los avances en este sentido se pierden de vista.

Un artículo del blog de Inbrain escrito por Javier Fernando Rubiano, explica que, en tan sólo 400 milisegundos, un logotipo puede desencadenar respuestas emocionales e incluso el cambio de comportamiento.

Y es que la identidad visual es parte de una estrategia con fines y propósitos específicos.  Está soportada en un minucioso proceso de revisión y evaluación de los sistemas de creencias, los atributos de la personalidad de quienes la emiten, el target de audiencia, las debilidades y fortalezas de un mercado cambiante.

Tener un logotipo asociado a nuestra marca, requiere una estrategia de comunicación para ser reconocido. Esto se logra con un uso constante, coherente ligado fielmente a la evolución y desempeño de lo que representa. Esto es lo que hará posible que trascienda y se fije en la mente de la audiencia que queremos impactar.  

LOGO Y MARCA PERSONAL

En el caso de la marca personal, donde el producto eres tú, no necesariamente la identidad gráfica debe estar restringida a líneas, colores y formas.

El logo puede ser tu nombre, tu firma, un rasgo de personalidad que te identifique como único, los lentes,  por ejemplo. En todo caso, la representación visual seguirá existiendo.  

Si decides prescindir del logo y tu objetivo es ser reconocido y hacer comunicación para diferenciarte del resto, el posicionamiento, entendido por éste, la forma «cómo quieres ser percibido, relacionado y recordado por tu audiencia», lo podrás lograr a través de la exposición pública continúa en foros donde asista tu audiencia target, por ejemplo, o posicionando temas en los que seas experto a través de un blog y una comunicación fluida en las redes sociales.

Si tienes rasgos y atributos poderosos y diferenciadores es válido que sean tus mismas fotos las que uses para interactuar públicamente con tus audiencias y estas deben destacar unos atributos que generen empatía y rapport

Te sugiero crear nichos de negocios poco competidos, explotando atributos que tengas y agreguen valor a otros, innovando en el hablar, el vestir, la forma de comunicar, los canales que usas y sobre todo, mostrando coherencia en el hacer y en el actuar en el tiempo. 

En todo caso, lo importante y trascendente es definir la estrategia para incursionar exitosamente en el terreno de lo público. El logo es tan solo un recurso para ello.

Si estas trabajando tu marca personal y precisas definir si usar o no un  logo, aquí te dejo algunas claves que te ayudarán a recorrer el camino para crear una poderosa identidad visual.

ibrain.co blog

Tomado del blogspot de Inbrain. https://www.inbrain.co/blog

PASOS PARA CONSTRUIR TU IDENTIDAD VISUAL

  1. Lo primero es definir la acción: ¿Tienes un producto? o ¿Tú eres el producto?. De esto dependerá si usas un logotipo, o decides una representación visual alterna.
  2. Solicita una Auditoría de Identidad e Imagen a tu consultor en comunicaciones. Esto te permitirá definir, a través de reveladoras metodologías, quién eres esencialmente, los valores que motivan tus acciones, tus principales atributos y los de tu producto, tus deseos más profundos, tus sistemas de creencia y las percepciones que sobre ti hay en las audiencias que quieres impactar. Una vez definido quien eres y que deseas, un estudio de imagen te llevará a definir cómo quieres ser percibido (Posicionamiento)
  3. Contrata a un especialista en marketing digital. Una vez diseñada las bases del plan de comunicación estratégica y definida la ruta, contrata un especialista, muéstrale los resultados de la auditoría. Defínele claramente la imagen que quieres proyectar y el posicionamiento a lograr.
  4. El especialista en marketing digital te enviará de vuelta un Manual de Identidad Visual, que serán las líneas maestras que debe respetar quienes trabajen con la marca.
  5. El Manual de Identidad Visual, comprende: logotipo diseñado en diferentes formatos (.png, .jpeg y en vectores) para impresos, web y redes sociales. Las plantillas de presentación corporativa (brochure) digital en formato Power Point y word, Tarjeta de Presentación. Las fuentes de texto de uso obligatorio y la paleta cromática.

Espero que este post haya despertado tu interés, recuerda si es así compártelo. Estoy a un clic de distancia para apoyarte en el diseño de la identidad visual de tu marca. Hasta mi próximo post.

Referencias: