Las emociones como condicionantes de la comunicación no verbal

En días pasados conversando sobre las emociones, una buena amiga me conminó a un breve ejercicio, imaginar que había una cesta de limones grandes y jugosos, me dijo, «toma uno, córtalo por la mitad e introdúcelo en tu boca». Sin mediar respuestas, me di cuenta de cómo de inmediato, tan solo imaginarlo una mueca se dibujó en mi rostro, las papilas comenzaron a segregar saliva y reviví la sensación de comer el ácido fruto. Me dijo entonces: así actúan las emociones en el cuerpo. A todo pensamiento le sigue un sentir y este se expresa a través del cuerpo.

¿Y por qué el tema de las emociones es importante a la hora de analizar la Comunicación No verbal?

La respuesta, aunque parezca obvia, requiere un poco de profundidad explicativa.

Como vimos en la entrega sobre los subsistemas de análisis de la CNV, el cuerpo está todo el tiempo comunicando, y buena parte de lo que comunica por no decir, TODO, está relacionado con las EMOCIONES.

La palabra «emoción» proviene del latín emotio, que significa «movimiento», «impulso» y se refiere a la reacción orgánica que produce el cuerpo físico como respuesta a estímulos externos que le permiten adaptarse a una situación con respecto a una persona, objeto, lugar, entre otros.

Cada uno de nosotros estamos permanentemente influenciando y siendo influenciados en nuestras interrelaciones con personas a diario. Cada vez que hablamos con alguien, se disparan nuestras creencias, juicios y estos condicionan el comportamiento de nuestro cuerpo. Si nos desagrada alguien, pero tenemos que hablarle, nuestro cuerpo se dispondrá de una manera diferente a si hablamos con alguien que nos simpatice en demasía.

Pero ogrullo, ¿verdad? Ah, pero cuanto te das cuenta tu que me lees, de ello. ¿Cuán consciente eres de que causas impacto en cada persona que contactas en el día a día? ¿Y por qué esto podría ser importante para ti?

La reacción inesperada expresada en el cuerpo a raíz de sentir una emoción determinada, es una respuesta adaptativa que forma parte de los procesos cognitivos que realiza el ser humano sin siquiera percatarse. Responde a cómo retamos la homeostasis del cuerpo, el cual se prepara para huir o al contrario atender una oportunidad.

Las emociones forman parte de un chip integrado que todos traemos al momento de nacer. Estas se generan en el sistema límbico e involucran procesos del sistema Nervioso Autónomo, el Sistema Endocrino, entre otros, condicionando la respuesta corporal y produciendo reacciones fisiológicas, cambios de temperatura corporal, expresiones faciales, cambios hormonales y tono de voz.

¿Te has sonrojado alguna vez ante un cumplido? ¿Has sentido el miedo escénico al momento de enfrentarte a una audiencia? ¿Cómo reaccionas si alguien te insulta en medio del tráfico?

La Emoción es un factor clave a la hora de inferir la manera cómo impactamos al otro con nuestro lenguaje y nuestro comportamiento y viceversa. De allí que no hay análisis de la Comunicación No Verbal que valga si antes no comprendemos a cabalidad cómo es que operan nuestras emociones y logramos disminuir el umbral de incertidumbre que nos genera el dejarlas que manejen nuestro comportamiento.

NO hay manera de ser analista de la CNV sino nos entrenamos en DETECCIÓN DE EMOCIONES.

AMBIGÜEDAD E INCERTIDUMBRE

¿A que nos enfrentamos al leer la gestualidad del otro?

¿Has llorado alguna vez de alegría? ¿Has dicho «Si», cuando en realidad querías decir «No»? ¿eres de los que te enfadas y lloras de rabia?  O ¿eres de los que le da un ataque de risa en un velorio de un familiar cercano? ¿Eres de los que actúa impulsivamente y dices cosas que no querías decir y luego debes recoger? ¿Te ha pasado que, al momento de exponer ante una audiencia, te quedas paralizado de miedo y no te sale la voz?

Ejemplos de cómo pueden enmascararse las emociones sobran. Es importante entender que vivimos en ambigüedad y muchas veces en contradicción y el cuerpo lo dice. Nos pasamos mucho tiempo intentando ocultar lo que sentimos y resulta que al no tener claridad de pensamiento atentamos contra el sano equilibrio el cuerpo y a este no le queda otro recurso que DELATARNOS.  Toda incomodidad tarde o temprano saldrá a la luz.

¿ES POSIBLE MODULAR NUESTRAS EMOCIONES?

Si algo queda claro es que hay que cuidar nuestro movimiento corporal y ello pasa por hacernos cargo de nuestras emociones. Antes de ir a una reunión, por ejemplo, vale la pena dedicar unos momentos al sentir: ¿Desde qué emoción estoy operando? ¿Creo en mi propuesta? ¿Estoy entusiasmado? ¿O, por el contrario, tengo dudas?  ¿Cómo actúo cuando aparece el miedo? ¿Cómo se mueve mi cuerpo cuando me emociono? ¿Estoy cansado, triste o aburrido?

Regular la velocidad de nuestros gestos es una de las maneras de empezar a regularnos. Por ejemplo, si estamos muy entusiasmados, sobre actuamos, somos insistentes y gesticulamos exageradamente, podemos enviar señales ambiguas a los demás creando suspicacia o generando dudas sobre nuestro actuar. En el otro extremo, si nos mostramos con movimientos lentos, contractivos, de los satélites (brazos, manos y piernas), estaremos enviando mensajes que pueden desanimar a nuestra audiencia.

Debemos cuidar pues lo que transmitimos con los gestos, pues ello dificulta la correcta lectura de nuestro lenguaje corporal y el de otros. Es necesario sincronizar lo que pensamos, sentimos y hacemos y lograr COHERENCIA. ¿Cuántos dolores de cabeza y malos ratos nos ahorraríamos si lo lográramos todo el tiempo?

Pero hay buenas noticias, la ciencia aplicada a la CNV liderada por psicólogos, biólogos, antropólogos y neurocientificos le han puesto la lupa al tema y las investigaciones de las emociones y la corporalidad abundan.

EL MÉTODO DE INTEGRACIÓN COGNITIVO CORPORAL

Existen muchas técnicas para lograr el tan ansiado centro, el equilibrio, y uno de los enfoques que más me gusta y que tendremos oportunidad de conocer en el BootCamp de la CNV, es justamente la que representan Rosa Hidalgo y Lourdes García, especialistas en el Modelo de Integración Cognitivo Corporal (MICC), quienes afirman que las emociones se pueden modular.

«Aprender a reconocer las emociones básicas en las que operamos en el día a día equivale a rescatar «el sentir» lo cual nos da un inmenso control sobre nuestro cuerpo y el del otro»

Este método parte de un Diagnóstico Bio Atencional (DBA), que permite distinguir tendencias conductuales en cuanto a la manera de pensar, emocionar y relacionarse de una persona. El DBA identifica emociones prevalentes, focos de atención, aptitudes y habilidades, información con la que se diseñan estrategias de aprendizaje para modular el grado de coherencia del hacer, pensar y sentir de un individuo.

«Es posible desarrollar una inteligencia emocional al aprender a reconocer como se expresan nuestras emociones en nuestra musculatura física y de allí pasar a regularlas»

Según afirman, esto es posible a través de movimientos corporales que abren nuevas rutas neuronales y que practicados frecuentemente, son capaces de hacer salir de un estado emocional, colocando las emociones al servicio del cuerpo. ¿Cómo suena eso? ¡Wao! Yo no lo entendí hasta que entré en la práctica como prueba para incorporarlo al BootCamp de la Comunicación No Verbal.

La práctica del MICC se basa en el estudio de las 4 emociones básicas o universales: ira, tristeza, alegría, miedo y cada una de estas tiene una tipología que la define y que se expresa de una determinada manera en el cuerpo. Desde esta óptica o enfoque, las emociones son monedas de dos caras, una positiva y una negativa.

TRISTEZA

La tristeza es la emoción de la creatividad. Cuando estamos melancólicos somos más creativos, tendemos al intimismo, a estar en ese «yo con yo». El lado negativo de la tristeza es que nos roba un poco de voluntad y nos aísla.

RABIA

En el caso de la rabia, esta es la emoción de la acción y la voluntad, desde aquí hacemos que las cosas sucedan y mal manejada puede traernos muchos problemas.

ALEGRÍA

La alegría es la emoción de la relación, de la impulsividad.

MIEDO

Es una emoción que nos ayuda a preservar la vida. Una frase que me regalo Rosa: “sin el miedo, cruzo la calle sin ver para los lados”.  El miedo nos moviliza a la acción o al contrario nos puede paralizar.

Las emociones, tienen un altísimo impacto fisiológico. El aparato digestivo es muy sensible a la respuesta emocional, tanto que hay quienes afirman que el estómago es una especie de segundo corazón. Allí se refleja todo.  El sistema endocrino también se ve afectado: El miedo genera cortisol, que en exceso deprime el sistema inmunológico y ocasiona insomnio. La Alegría produce en el cuerpo Serotonina, una hormona que, en exceso, nos coloca en un estado de exaltación tal, que nos hace perder el sentido, nos expande, aumenta la velocidad de nuestra respiración y de los movimientos y nos hace avanzar y actuar impulsivamente. La tristeza activa la hormona del crecimiento que aumenta el tejido adiposo y en exceso genera pesadez y depresión. La Rabia genera adrenalina, que en exceso mantiene un estado de alerta máxima y genera el llamado estrés preparando al cuerpo para una huida en situaciones de riesgo.

Se desprende de aquí que TODAS LAS EMOCIONES SON NECESARIAS para adaptarnos y relacionarnos de manera eficaz.

¿QUÉ HAREMOS EN EL BOOTCAMP?

  • Experimentaremos una sesión práctica del Método de Integración Cognitivo Corporal y podremos conocer qué Emoción es prevalente en nosotros.
  • Aprenderemos cómo entrar y salir de una emoción a otra y como el cuerpo se dispone para ello. Nos haremos más conscientes de nuestro estado emocional y el del otro, expandiendo nuestro sentir y poder personal.
  • Practicaremos en sala el reconocimiento de la corporalidad emocional del otro.
  • Tendremos una rutina personal para integrar tus emociones de acuerdo al diagnóstico tipo que harán las especialistas.

EL RETO DE ESTA SEMANA

Escoge 2 o 3 personas de tu entorno cercano a la que puedas observar al menos 3 días seguidos.  Intenta detectar qué emoción expresa su cuerpo la mayor parte del día y de los días.

Responde:

  1. ¿Qué sentiste al observar al otro?
  2. ¿De qué te diste cuenta?
  3. ¿Qué emoción prevalece en el otro?
  4. ¿Qué caracteriza a la emoción prevalente del otro ¿Cómo se manifiesta?
Abrir chat
Consultanos por acá en WhatsApp
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by