La comunicación no verbal a través de Charlot de Chaplin

¿Cómo podría ayudar a un profesional de cualquier rama el tener conciencia del uso de su cuerpo a la hora de una presentación oral? ¿Cómo influenciar, persuadir y transmitir seguridad y confianza en una audiencia pública? ¿Cómo entrenarnos para sincronizar lo que pensamos, sentimos y decimos a la hora de hacer una propuesta a un cliente? ¿Cómo desarrollar la competencia de gerenciar la propia corporalidad y la de otros?.

Tales fueron las preguntas que intentamos despejar el pasado 5 de diciembre el equipo de Sinergia Iberonet, en el evento «Una entrevista a Charlot», una experiencia de aprendizaje interactiva y lúdica para sensibilizar a un grupo de abogados especialistas en el arte de la Comunicación No Verbal (CNV).

Charlot de Chaplin
Evento «Una entrevista a Charlot»

Bajo las premisas de «Todo Comunica» y «Tu cuerpo es tu aliado», entregamos las principales distinciones o conceptos que dominan la CNV, situándola como parte de un complejo sistema de comunicación humana donde intervienen 7 factores básicos: La apariencia (La imagen que proyectamos, vestimenta, accesorios, maquillaje), la kinesia (movimientos corporales, expresión facial, microexpresiones, la postura, los gestos), la oculesia (La mirada), la distancia de la interacción llamada proxemia, la háptica (El toque o contacto físico), el tiempo y el paralenguaje (volumen, tono y timbre de voz).

Y qué mejor recurso que usar a un ícono del cine mudo como lo es el «Charlot» de Charles Chaplin, para mostrar lo poderoso del lenguaje corporal y la expresión facial para hacerse entender.

Charlot de Chaplin, Carmen Yolanda, SINERGIA IBERONET
Evento «Una entrevista a Charlot»

Tal como ocurría en el cine mudo, usamos la sobreactuación del personaje en sala para mostrar la capacidad de los seres humanos para comunicarnos más allá de las palabras, tal como lo logró Chaplin cuando a través de su personaje pudo cautivar al público inglés y estadounidense mostrando la nobleza del ser humano, sus emociones, pero también sus posturas políticas, su ideología y su forma de ver el mundo.

¿Qué comunicaba la forma de vestir del personaje? ¿Su levita estrecha, sus pantalones holgados, los zapatos de charol, bastón y sombrero negro? ¿Que transmitía su gestualidad?  A través de Charlot, Chaplin contaba la vida en la pobreza, la suciedad, las miserias, y las hipocresías de la clase burguesa y todo eso con gestos y sin palabras y con un propósito de comunicación claro.

Chaplin usó su propio cuerpo como instrumento de trabajo. Le dio vida e inmortalizó a un personaje que aún hoy inspira y enseña. Hablemos pues de CNV.

El saludo como primer contacto

Comunicación No Verbal:El saludo como primer contacto. Aprende más aquí: https://www.sinergiaibero.net/la-comunicacion-no-verbal-a-traves-de-charlot-de-chaplin/

Posted by Sinergia Iberonet on Monday, December 23, 2019

EL CUERPO COMO INSTRUMENTO

El primer paso hacia el entrenamiento efectivo en la Comunicación No Verbal, es justamente el reconocimiento pleno de que el cuerpo es un instrumento poderoso de comunicación. Cada gesto por leve que sea,  cada movimiento, cada expresión desde que nos levantamos y hasta que alcanzamos estados de inconsciencia está diciendo algo de nosotros. Comunicar es existir. Somos un radar ambulante.

Es imposible no comunicar y si no podemos apagar el cuerpo, ¿valdría la pena entonces liderar nuestra corporalidad? ¿Hacernos cargo de lo que sentimos, de nuestra reacciones y respuestas en vez de dejar que el cuerpo las exprese al azar? Se me antoja la metáfora de domar un caballo. ¿Cómo podemos hacer que el cuerpo forme parte de nuestra comunicación consciente sea nuestro aliado a la hora de interrelacionarnos con otros? La respuesta es ENTRENAR. Dicen que, a mayores niveles de conciencia, más probable es el autocontrol.

Una de las estrategias que recomiendo es rescatar la conexión mente-cuerpo. Son muchas y variadas las formas de reconectarnos. El mindfulness, el deporte, el yoga, el thetahealing y la meditación, son poderosas herramientas que permiten centrar la atención en el yo mejorando el diálogo interno.

Aunque sé que suena poco pragmático, entender que el cuerpo es un instrumento de comunicación, nos plantea una perspectiva diferente de acción que nos hace trazar estrategias. Por ejemplo ¿Cómo visto a mi cuerpo para persuadir, influir o ejercer poder? Esto se entrena, la vestimenta tiene un código particular. ¿Qué diferencia haría si nos vestimos cada mañana de acuerdo al objetivo que queremos lograr con algo o alguien? Nuestra manera de vestir, grita a voces quienes somos y su coherencia crea IMAGEN. Sino que lo diga Charlot. Genio y figura.

Pero también la distancia en la que interactuamos con otros, tiene unos parámetros. Proxémica se llama. ¿Sabías, por ejemplo, que la cercanía o lejanía de los genitales al momento de hablar independientemente del sexo, tiene connotaciones que han sido estudiadas?

¿Y el movimiento? No hace falta ser un malabarista o una bailarina árabe para llamar la atención de otros. El lenguaje de los gestos, los movimientos generan “cosas” y la mayoría de las veces no somos conscientes de ello. ¿Cuán pendiente estamos de nuestra forma de caminar y la de otros? ¿De la manera como nos paramos ante una audiencia? ¿Cuán conscientes somos de lo que dice nuestro cuerpo cuando está incómodo?

¿Y qué hay de la forma de mirar, tocar o de nuestra risa? La respuesta la da la kinésica, la oculesia (movimientos oculares) y la háptica (El toque consciente) ciencias que estudian el movimiento corporal y dentro de esta las microexpresiones faciales que expresan las emociones básicas (Paul Ekman)

Los avances en la investigación de la CNV son tantos que existe un Sistema de Codificación Facial de Acciones (en inglés «Facial Action Coding System», FACS) que puede clasificar todas las expresiones del rostro humano que sea posible imaginar.

La postura que demuestra atención

La postura que demuestra atención.Comunicación No verbal, aprende más aquí: https://www.sinergiaibero.net/la-comunicacion-no-verbal-a-traves-de-charlot-de-chaplin/

Posted by Sinergia Iberonet on Monday, December 23, 2019

El CUERPO COMO VEHÍCULO DE LAS EMOCIONES

Somos seres emocionales ¿quién puede dudar de ello? Existen evidencias contundentes de cómo nuestros pensamientos condicionan nuestras emociones y viceversa. Cada vez que sentimos una emoción, llámese, miedo, rabia, alegría o sorpresa, nuestro cuerpo emite señales que son reconocibles por quienes comparten los mismos códigos culturales haciéndolas evidente para otros, sin percatarnos siquiera que las estamos emitiendo pues son absolutamente involuntarias. No se puede dilucidar con rigor que condiciona más la conducta si es primero el pensamiento o la emoción lo que nos hace actuar en una u otra dirección.

Los hallazgos más novedosos de la neurociencia han establecido como las diversas áreas del cerebro procesan la información y reaccionan a los estímulos externos. Por ejemplo, la sonrisa. Según la codificación facial se pueden distinguir dos tipos de sonrisa. La deshonesta y voluntaria en la que se produce una contracción del músculo cigomático mayor y una sonrisa sincera e involuntaria (Duchenne) en la que la contracción se da a nivel del cigomático mayor y la formación de la llamada «patas de gallo» (músculo orbicular inferior). Ambas sonrisas se producen en zonas distintas del cerebro con conexiones neuronales totalmente diferentes.

Así pues, el cuerpo es un delator de cómo nos sentimos. Si hay incomodidad, está buscará expresarse poniéndonos muchas veces en apuro condicionando nuestras respuestas y dejándonos en franca evidencia. Si lo vemos desde la óptica del cliente o la audiencia a la que queremos persuadir, nos permitirá leer el lenguaje de otros colocándonos en una posición de ventaja que nos permitirá influir conscientemente. 

EL CUERPOUN MECANISMO DE SUPERVIVENCIA

Me gusta mucho explicar este concepto a través del David de Miguel Ángel. La imponente escultura de un joven cuyo cuerpo desnudo y viril retrata el momento justo en el que el joven filisteo se dispone a atacar al gigante Goliat. Y es que el cuerpo responde instintivamente a las amenazas del entorno, al peligro. La tensión muscular se hace presente, la cabeza y el torso se alinean. La forma en que colocamos nuestro pies delatan nuestra intención de quedarnos o huir , las manos y la fijación de la mirada también nos delatan. Y no necesariamente ocurre cuando tenemos al frente a un gigante que dobla nuestro tamaño, sino ante situaciones cotidianas que nos hacen sentir miedo. Y es así como ante un estímulo podemos adoptar la postura de David. 

Rescatamos entonces aquí la destreza de saber que el cuerpo es capaz de generar respuestas eficientes ante situaciones de peligro más cotidianas, como por ejemplo, ser atacados verbal y agresivamente en una sala por quién tiene una opinión diferente. En este caso, el cuerpo se pondrá en alerta y adoptará instintivamente una postura de defensa. Los brazos se entrecruzaran, los pies se prepararán para la acción y estaremos listos para contraatacar y esto ocurre muy velozmente. Si manejamos nuestra corporalidad y hemos educado a nuestro cuerpo, entonces podremos RESPONDER (consciente) en vez de REACCIONAR (inconsciente) haciendo más efectiva nuestra comunicación.

Charlot de Chaplin
Evento «Una entrevista a Charlot»

Hasta aquí esta entrega en la que apenas introducimos algunas distinciones de la CNV. Ha pasado más de un siglo desde que Charlot apareciera para mostrar cuán poderosa es la gestualidad cuando la usamos de manera consciente. para transmitir realidades, entretener y educar a otros. 

Ya lo sabes, este año 2020 avanzaremos en crear experiencias de aprendizaje 360° que nos permita convertirnos en practicantes en el arte de manejar el cuerpo para lograr objetivos de negocio, de ventas y de networking.