LA GERENCIA ESTRATÉGICA DE LA COMUNICACIÓN: UN SEGURO DE VIDA EN TIEMPO DE CRISIS

El resultado de gestionar la comunicación a través de un plan estructurado da coherencia al actuar de la empresa y/o individuo. A través del tiempo esta gestión construye en sus audiencias: credibilidad, confianza, lealtad y una imagen sólida, integra y honesta la cual blinda a la empresa contra los embates de las crisis.

Para nadie es un secreto que la era digital ha cambiado por completo los hábitos de comunicación y la cultura organizacional de las grandes corporaciones, así como también la forma como las personas establecen relaciones con sus públicos objetivos. Nunca antes las Empresas habían estado tan desnudas frente a sus audiencias y sometidas tan atrozmente al juicio de la opinión pública cuya velocidad de reacción y viralidad es capaz de impactar de manera fulminante su reputación e imagen construida con mucho tiempo y esfuerzo.

Gerencia Estratégica de la comunicación: un seguro de vida.

En tiempo de complejos entramados políticos, de entornos competitivos audaces y muchas veces desleales donde no importan los medios con tal de conseguir los fines, donde las fake news abundan creando una espiral de desconfianza y el liquidar mediáticamente a alguien es tan sencillo como viralizar un rumor convirtiéndolo en verdad absoluta, contar con un protocolo de actuación que contrarreste los efectos de campañas de desprestigio y ataques mediáticos es prácticamente un seguro de vida, una fortaleza que está en nuestras manos construir.

Para quienes incursionan en la vida pública, para las pequeñas, medianas y grandes empresas, un Plan Maestro de Comunicación con visión 360º les permite gerenciar con éxito la construcción de una robusta imagen de marca y una sólida reputación corporativa y personal capaz de mantenerse en el tiempo y adelantarse a los riesgos que supone la exposición mediática en todas sus variantes.

El Plan Maestro de Comunicaciones es un documento ad hoc al plan de negocios de la empresa o al proyecto de vida personal, que parte de una visión y plantea los objetivos centrales de la acción pública. Es una hoja de ruta que permite a la empresa o al individuo auto conocerse y definir claramente hacia dónde va y qué quiere lograr en términos de posicionamiento público y objetivos empresariales. Responde a las preguntas ¿Qué quiero lograr y cuándo? (Objetivos y metas) ¿Qué quiero decir? (Mensajes) ¿A quiénes quiero impactar con mi comunicación? ¿Dónde están mis seguidores?, ¿qué hacen?, ¿cómo se comunican? ¿cómo puedo captar su atención? (Audiencias), ¿Qué recursos tengo disponibles, qué medios podría utilizar para llevar mis mensajes (Canales)? También permite inventariar los riesgos que pudieran impactar a la imagen pública y contar con protocolos de actuación para contrarrestar los efectos de manera inmediata evitando daños colaterales.

El resultado de gestionar la comunicación a través de un plan estructurado dota de coherencia nuestro actuar como empresa o individuo y a través del tiempo construye credibilidad, confianza, lealtad y una imagen sólida, integra y honesta la cual blinda a la empresa contra los embates de las crisis generadas de manera orgánica o producto de ataques de adversarios conocidos o desconocidos o de la competencia.

Planificar la manera de comunicarse en la era digital se ha vuelto un factor crítico de éxito empresarial y/o personal. Tomando prestado aquel famoso slogan publicitario que presentaba un apreciado animador venezolano para una empresa aseguradora, contar con un Plan y una Estrategia de Comunicación en tiempos de crisis, es como un seguro de vida: «mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo».

Abrir chat
Consultanos por acá en WhatsApp
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by